¿Qué es la Firma Electrónica?

La firma electrónica funciona como una herramienta autenticadora de documentos y tiene toda la validez legal que la firma manuscrita. 

Cada día es más común realizar transacciones comerciales, con los bancos y entidades gubernamentales a través de medios electrónicos; la tecnología esta ahora más que nunca presente en la vida de las personas y de los negocios y la firma electrónica calificada viene a dar legitimidad a muchos de los servicios o transacciones que se realizan a través de la web y sobre todo viene a brindar seguridad y solucionar problemas que otros mecanismos como la contraseña no le pueden dar a los documentos. Adicionalmente a brindar mayor seguridad y eliminar la suplantación de personas la firma electrónica viene a darle legalidad a los procesos o transacciones que realizamos por medios electrónicos.

La firma electrónica puede usarse para autenticar a un usuario en sistemas de Internet de muchas instituciones públicas. Por medio de la firma electrónica los documentos adquieren valor legal y carácter probatorio, al permitir crear documentos con más seguridad que la firma manuscrita. Los documentos firmados digitalmente se mantienen intactos, aunque se transfieran por internet.

Mediante el uso de firma electrónica, se reduce el uso y transporte de papel y se impulsa el compromiso de carbono neutralidad. También, con el uso de este recurso hay un considerable aumento en la cantidad y calidad de los servicios que se pueden comenzar a brindar orientados a los clientes de las instituciones estatales y privadas.

Además, la firma electrónica permite mayor eficiencia y reducción de costos operativos en las instituciones; se potencia la simplificación de trámites, hay menos filas y se garantiza la seguridad y confianza en los servicios.

Recientemente se firmo un convenio entre el Registro Público de Panamá y la Caja de Ahorros para incorporar la Firma Electrónica Calificada a la plataforma digital de la entidad bancaria; esto le permitirá al banco gestionar certificados electrónicos que incluye emisión, revocación, suspensión; realizar la validación de certificados electrónicos calificados, entre otros trámites.

Algunas de las garantías que ofrece la firma electrónica calificada son:

  • Autentificación: identifica a la persona que ha enviado el mensaje o documento.

  • Integridad: garantiza que no se ha alterado el mensaje o documento.

  • No repudio: garantiza que los documentos o mensajes y su contenido, no puedan ser negados por sus autores.

Adicional con la firma electrónica otorgada por el Registro Publico a través de su Dirección Nacional de Firma Electrónica las empresas podrán adoptar la facturación electrónica lo que le permitirá a las sociedades tener mayor seguridad en sus procesos de facturación y tanto el emisor como el receptor podrán tener la certeza de los datos emitidos.

Se considera que con la adición de Firma electrónica calificada las operaciones bancarias fuera y dentro del territorio podrán agilizarse y se podrá contar con mayor cantidad de inversiones en el país.

Decreto Ejecutivo No. 770
Los nuevos componentes de los equipos fiscales, con la llegada de la Facturación Electrónica.