CONVERSEMOS DE AGILIDAD

      En el año 2019, me invitaron a participar a la comunidad de Women in Agile Panamá, donde un grupo de mujeres en todas las áreas del conocimiento, creamos espacios colaborativos y de aprendizaje sobre temas de agilidad; desde ese momento creció mi curiosidad sobre el tema, sobre la Cultura Ágil y cómo poder aplicarlo no solo en el campo empresarial sino en el campo personal.

      A finales del 2020, en una charla una voluntaria me compartió un enfoque de la Agilidad a nivel personal a través de las cuatros (4) palabras que conforman el corazón de la agilidad y que invitan a la acción.

      En tal sentido puedo compartirles lo que aprendí y puedo resumir que: la Agilidad es la habilidad que tenemos para ser flexibles y adaptativos antes escenarios de contantes cambios, entornos volátiles, ambiguos y  de mucha ambigüedad; para nadie es un secreto  que el año 2020 fue  un año disruptivo y hasta la actualidad seguimos en constantes cambios;  es por ello que les comparto como las  cuatro (4) palabras que nos invitan a la acción las podemos  utilizar en nuestro día a día, permitiéndonos ser adaptativos y flexibles.


      *Colabora: nos invita no solo a colaborar con otros, sino como colaboramos con nosotros mismos, con nuestro propósito, con nuestro emprendimiento; nos invita a pedir y a ofrecer ayuda; cada día puedes preguntar: ¿Qué entregué hoy?; ¿Qué voy a entregar mañana?

      *Entrega: cuando realizamos una actividad, prestamos un servicio o ofrecemos productos, debemos validar: ¿Cuál es el valor que estamos entregando?; ¿Quién es el cliente?; ¿Qué ajustes considero realizar?, ¿realmente conozco la necesidad de cliente o usuarios?

      *Reflexión: se debe considerar hacer pausas o tomarse el tiempo para evaluar cómo se están realizando las actividades, lo planeado, considera realizar una retroalimentación. Recuerda puede cambiar los objetivos.  el plan, pero no la meta; puedes hacer preguntas como: ¿Que debo cambiar? ¿Cómo puedo ser más  ágil? ¿Cómo colaboro más? ¿Cómo entrego más?

      *Mejora:  cada día debemos contemplar cuáles son esas acciones de mejora que debemos incorporar de ser necesario; considerar hacer mediciones que permita evaluar cómo van los objetivos planteados.

      Te invito a que adoptes cada una de estas acciones en tu día a día, de manera que te permita adaptarte y ser flexible con tu propósito, tu emprendimiento, tu forma de actuar en tu organización o tu forma de actuar en tu vida personal, sobre todo en un mundo donde la constante es el cambio.

      ¡¡Ser Agile para hacer agilidad!!

      Un gusto compartir desde mi aprendizaje y mi punto de vista que es la Agilidad.

      Omaira Cuevas
      Declaración Jurada Extendida
      Decreto Ejecutivo No. 110